TALLER EL SISTEMA REPRODUCTOR FEMENINO

 EL SISTEMA REPRODUCTOR FEMENINO

Las características del sistema reproductor femenino


El sistema reproductor femenino es el encargado de producir los óvulos, albergar el cigoto producto de la fecundación y de ofrecer las condiciones para que este se desarrolle. Está conformado por órganos externos, órganos internos y glándulas anexas.


Los órganos genitales externos


La vulva es la única estructura externa del sistema reproductor femenino; está ubicada en la parte inferior del monte del pubis, compuesto por tejido graso; se ubica sobre la articulación de los huesos del pubis y se cubre de vello en la pubertad. 

Taller el sistema reproductor femenino


La vulva se forma durante el periodo embrionario alrededor de la séptima semana de gestación. Madura durante la pubertad en respuesta al aumento de hormonas femeninas como el estrógeno y la progesterona.


Los órganos genitales internos

La producción de células sexuales femeninas

La ovogénesis es la producción de óvulos en los folículos de los ovarios. Ocurre de forma periódica y comienza durante el desarrollo embrionario a partir de una célula diploide llamada ovogonia, que se divide inicialmente por mitosis para formar ovocitos primarios. 


Estas células comienzan a dividirse por meiosis, pero el proceso se detiene y se completa cuando la niña llega a la pubertad. 

Taller el sistema reproductor femenino


Los ovocitos primarios completan su división y forman un ovocito secundario y un cuerpo polar. El ovocito secundario se divide en una segunda meiosis, que dará lugar a un óvulo y tres cuerpos polares. 


El óvulo es de mayor tamaño que los cuerpos polares porque contiene sustancias nutritivas en el citoplasma, las cuales se utilizan en las primeras etapas del desarrollo embrionario, si hay fecundación.


Lea también: COMO ES EL SISTEMA REPRODUCTOR MASCULINO🥇🥈🥉


El óvulo

El óvulo es una célula sexual de gran tamaño. Su núcleo contiene la información genética materna y en su citoplasma se encuentra el vitelo (con sustancias nutritivas). Alrededor de cada óvulo se ubica una corona radiada con células que lo protegen. 


Los óvulos tienen origen antes del nacimiento de la niña, hacia la cuarta semana de gestación, a partir de las células germinales que posteriormente se diferencian en las células precursoras de los gametos.

Taller el sistema reproductor femenino

Cuando ella nace, sus ovarios contienen una reserva de óvulos inmaduros en cavidades denominas folículos. Durante los diez primeros años de vida, los folículos no sufren cambios, pero en la pubertad comienza su maduración cíclica y tienen lugar las primeras ovulaciones

Las hormonas femeninas


Cerca de los 12 años, el hipotálamo comienza a estimular a la hipófisis para que libere la hormona folículoestimulante (FSH), que actúa sobre el ovario. La FSH hace que cada mes un folículo madure y libere un óvulo. Durante la maduración, el folículo produce estrógenos que operan sobre la hipófisis para que libere la hormona luteinizante (LH). 


Las concentraciones de FSH y LH en la sangre determinan el momento de la liberación del óvulo, proceso conocido como ovulación. El folículo se convierte en el cuerpo lúteo que secreta progesterona, la cual se encarga de controlar el embarazo cuando hay fecundación.


La madurez sexual en las mujeres


Las diferencias entre hombres y mujeres se presentan desde el momento de la concepción y se manifiestan en la pubertad, cuando inicia la maduración sexual. 


En la mujer, el signo más evidente de haber llegado a esta etapa es la aparición de la primera menstruación, proceso que consiste en pequeñas hemorragias cada 28 días. Además, existen caracteres sexuales primarios y secundarios que rigen su desarrollo.

Los caracteres sexuales primarios. El carácter sexual femenino primario más importante es la presencia de un par de cromosomas sexuales XX que desde el momento de la concepción determina el desarrollo de un embrión con características femeninas.


Los caracteres sexuales secundarios. En la pubertad, las niñas comienzan a experimentar cambios corporales y fisiológicos como el crecimiento de las glándulas mamarias, la acumulación de grasa en la cadera, el estrechamiento de la cintura, la aparición de vello en las axilas y en la zona púbica, el aumento de la sudoración y la aparición de acné. Todo lo anterior ocurre con el inicio del ciclo menstrual


El ciclo sexual femenino


Todos los acontecimientos que se producen en un ciclo menstrual implican cambios de concentración hormonal y anatómicos en el ovario y en la pared interna del útero (endometrio). El ciclo comienza con el primer día de flujo menstrual, causado por el desprendimiento del endometrio. 


El aumento de la concentración de FSH y LH al comenzar el ciclo estimula un folículo ovárico que crece y secreta estrógenos bajo cuya influencia el endometrio se regenera. El brusco aumento de la concentración de estrógenos antes de alcanzar la mitad del ciclo dispara un incremento súbito de LH desde la hipófisis, lo que produce la ovulación. 


Le recomendamos leer: EL EMBARAZO Y LA GESTACIÓN

Después de la ovulación, la concentración tanto de LH como de FSH cae. El folículo se convierte en el cuerpo lúteo, que produce progesterona y estrógenos. 

Taller el sistema reproductor femenino

La progesterona continúa estimulando el endometrio, preparándolo para la implantación del óvulo fecundado. Si la fecundación no se produce, el cuerpo lúteo degenera, la producción de progesterona entonces se detiene y el endometrio comienza a desprenderse, las concentraciones de LH y de FSH vuelven a subir, y comienza un nuevo ciclo.


El inicio de la primera menstruación marca el comienzo de la pubertad en las hembras de los seres humanos. La mayor producción de hormonas sexuales femeninas antes de la pubertad induce el desarrollo de las características sexuales secundarias.

DESCARGAR PDF GRATIS

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: