TALLER EL CLIMA Y TIEMPO ATMOSFERICO

El clima y tiempo atmosférico

Te vamos a compartir una secuencia de Geografía para trabajar el tema el clima y tiempo atmosférico, el material esta PDF descargable, trae contenido, ilustraciones y divertidas actividades.

La capa de aire que envuelve nuestro planeta es fundamental para la vida de plantas, animales y de los seres humanos. Si no estuvieras en contacto permanente con la atmósfera, tu vida no sería posible. 

Te proporciona el oxígeno para respirar, difunde la luz para ver y posibilita la transmisión de ondas sono­ras para escuchar. 

La atmósfera también filtra –a través del gas ozono de la estratosfera– la radiación ultravioleta contenida en los rayos del sol que, si llegara con toda su intensidad a la Tierra, no habría vida en el planeta. 

Por otra parte, los componentes del aire regulan la temperatura de nuestro planeta: sin la atmósfera la tem­peratura en el día podría alcanzar más de 100 °C y en la noche llegar a menos 200 °C. 

Te puede interesar  el video La atmósfera

 

En la atmósfera se pueden distinguir varias partes: la exosfera, la ionosfera, la mesosfera, la estratosfera y la troposfera. La atmósfera hace posible la vida sobre el planeta: Los seres vivos necesitan de sus gases para poder respirar. 

Actúa como escudo protector, contra las radiaciones ultravioletas del Sol, e impide que los meteoritos alcancen la superficie terrestre. 

La capa de ozono que rodea a la tierra actúa como escudo protector contra la radiación UV. El aire que respiramos está compuesto por un 78% de nitrógeno (N2), un 21% de oxígeno (O2), 0.9% de argón (Ar) y 0.04% de dióxido de carbono (CO2). 

El resto está compuesto por elementos llamados oligoelementos, que incluyen vapor de agua, ozono y otras partículas / moléculas que flotan alrededor.

Las características del aire varían a diferentes altitudes y por ello se reconocen diferentes capas de la atmósfera. 

Capas de la atmósfera

La capa más cercana a la superficie terrestre, en la cual vivimos sumergidos, es la troposfera. En ella se concentra más del 80% del aire atmosférico. 

Los gases que componen la troposfera tienen una gran importancia para la vida. La troposfera es la capa atmosférica más baja. 

En promedio, se extiende desde el suelo hasta unos 10 kilómetros (6 millas) de altura. Casi todo el clima se desarrolla en la troposfera, ya que contiene el mayor volumen de vapor de agua de la atmósfera.

La estratosfera se extiende desde la tropopausa, el límite superior de la troposfera, hasta aproximadamente 50 kilómetros (32 millas) sobre la superficie de la Tierra. 

La estratosfera es crucial para la vida en la Tierra porque contiene pequeñas cantidades de ozono, una forma de oxígeno que impide que los dañinos rayos UV lleguen a la Tierra; la región dentro de la estratosfera donde se encuentra esta delgada capa se llama capa de ozono

El contacto de los rayos ultravioleta con el oxígeno provoca la creación de un gas denominado ozono. El ozono se acumula en la estratosfera, y forma una capa que protege la superficie terrestre de las radiaciones. 

La emisión de otros gases, como los producidos por algunas industrias o los desprendidos por los aerosoles, provoca que la capa de ozono se debilite y que los rayos ultravioletas penetren sin resistencia. 

 

efecto de invernadero

 

Estas radiaciones tienen un efecto muy negativo para la salud de las personas y para la vida en el planeta.

 

La mesosfera se extiende desde la estratopausa (el límite superior de la estratosfera) a unos 85 kilómetros (53 millas) sobre la superficie de la Tierra. 

La mayoría de las estrellas fugaces tienen el tamaño de un grano de arena y se queman antes de entrar en la estratosfera o la troposfera.

Sin embargo, en la mesosfera se pueden ver estrellas fugaces, meteoros ardientes, polvo y rocas del espacio exterior. 

 La ionosfera se extiende desde la mitad superior de la mesosfera hasta la exosfera. Esta capa atmosférica conduce la electricidad, absorbe las ondas de radio de alta frecuencia y refleja las partículas del viento solar. En esta capa se crean las auroras, llamadas también luces del Norte y del Sur. 

La termosfera es la capa más gruesa de la atmósfera. Contiene los gases más ligeros, principalmente oxígeno, helio e hidrógeno. 

 El Telescopio Espacial Hubble y la Estación Espacial Internacional (ISS) orbitan la Tierra en la termosfera. 

En el límite superior de la exosfera, la ionosfera se fusiona con el espacio interplanetario o espacio entre los planetas. Muchos satélites meteorológicos orbitan la Tierra en la exosfera.

El calor del Sol y la rotación de la Tierra provocan que la atmósfera esté sometida a cambios continuos. 
Se originan así fenómenos meteorológicoscomo las lluvias, las nubes, los vientos, etc., que dan lugar al tiempo atmosférico y al clima.
Mapa conceptual sobre el clima

El tiempo atmosférico y clima 

Se denomina tiempo atmosférico al estado que presenta la tropos­fera en un momento determinado, considerando los niveles alcanzados por cada uno de sus elementos:
  • temperatura,
  • humedad y precipitaciones,
  • presión y vientos que es estudiado por la meteorología
El clima, en cambio, es un promedio de las características del tiempo, observadas a lo largo de décadas en una zona determinada; la ciencia que lo estudia se llama climatología. 
Se define de acuerdo a los valores que alcanzan cada mes sus temperaturas medias y sus montos de precipitaciones. Estos datos son promedios calculados durante un largo período, de más de 30 años.  
Las características del clima se expresan a través de los elementos: temperatura, precipitación, presión atmosférica, viento y humedad.

 Hay factores que influyen en la temperatura, la humedad, las preci­pitaciones, la presión y los vientos y los hacen variar de un lugar a otro, dando lugar a diferentes climas. 

Se denominan factores del tiempo y del clima y corresponden a la latitud, la altitud, la cercanía al mar y las corrientes marinas.

Los elementos del clima

Los elementos del clima son, temperatura, precipitación, presión atmosférica, viento y humedad.

La temperatura 

Es el calor retenido en el aire. Las masas de aire pueden ser más cálidas o más frías, si tienen mayor o menor grado de temperatura.
Isotermas

 

El Sol emite una radiación que se propaga por medio de ondas que atraviesan la atmósfera y se transforman en calor en contacto con la superficie terrestre. 
Las aguas y las tierras se ca­lientan primero que el aire y son ellas las que le trasmiten ese calor.  El agua se demora más en calentarse que la tierra, pero también se demora más tiempo en perder su calor.  
La troposfera contiene gases in­vernadero, es decir, gases que son capaces de retener el calor y así mantener la temperatura del aire en niveles adecuados. Los principales son el vapor de agua, el dióxido de carbono y el metano.
 La temperatura del aire de la troposfera disminuye con la altitud, ya que se va alejando de la fuente directa de calor del aire que son las aguas y las tierras. 
La forma esférica de la Tierra, el movimiento de traslación y la inclinación del eje terrestre explican que las zonas ecua­toriales (latitudes bajas) reciban la mayor cantidad de radiación solar durante el año y que esta vaya disminuyendo a medida que se acerca a las zonas polares (latitudes altas).
La temperatura es la cantidad de calor que posee el aire y se mide con el termómetro, generalmente en grados centígrados (ºC).
En los mapas del tiempo se representa mediante isotermas, líneas que unen puntos de la superficie terrestre con igual temperatura.

 

Mapa de Tipos de climas

 

La humedad, las nubes 

La humedad es la cantidad de vapor de agua que contiene el aire. Las masas de aire pueden ser más húmedas o más secas, si tienen mayor o menor cantidad de vapor de agua. 

Cuando el calor actúa sobre las aguas, parte de ellas se evapora y se integra al aire en estado gaseoso como vapor de agua. 

Porque la humedad se origina por la acción combinada de calor y agua, y ambos elementos no se encuentran distribuidos de modo uniforme en nuestro planeta.  

Las ma­sas de aire tienen un límite en su capacidad de contener vapor de agua. Ese límite, llamado punto de saturación, depende de su temperatura. 

Una masa de aire cálido, que está más dilatada, puede contener mayor cantidad de vapor de agua que una masa fría y por eso necesita más vapor de agua para saturarse. 

Cuando una masa de aire se satura, ge­neralmente al disminuir la temperatura, el vapor de agua comienza a condensarse, pasando al estado líquido. 

Las nubes se forman por gotas de agua que se unen a partículas que se encuentran suspen­didas en el aire. 

Te puede interesar  el video La humedad 

Esas gotas provienen de la condensación del vapor de agua. Si hay nubes en el cielo, significa que una masa de aire húmeda se enfrió lo suficiente para saturarse y comenzar la condensación. Si no hay nubes en el cielo, no significa que no existe humedad. 

El aire siempre contiene alguna cantidad de vapor de agua, pero en ocasiones no la suficiente para provocar el proceso que conduce a la condensación y a la formación de nubes.

La presión y los vientos 

La presión es el peso que ejerce el aire sobre la superficie terrestre y el viento es el movimiento del aire. 
La presión y los vientos 
La presión de una masa de aire tiene estrecha relación con su temperatura. El aire cálido se dilata y por ello se hace más liviano y tiende a elevarse (como el aire que sale de una tetera con agua hirviendo). 
El aire frío, en cambio, se contrae y por ello se hace más pesado y tiende a descender (como el aire que sale al abrir un congelador). 
El aire cálido que asciende deja una baja presión en la superficie. El aire frío que desciende aumenta la presión sobre la superficie.  
Las diferencias de presión ponen el aire en movimiento. Una masa de aire pesada (alta presión) se va a mover verticalmente hacia abajo, si está en altura, y en dirección horizontal hacia los lugares que presentan una baja presión. 
Los vientos, por lo tanto, soplan horizontalmente desde las zonas de alta presión a las zonas de baja presión.

Una zona de alta presión es una zona donde el aire desciende o desde donde salen vientos hacia las bajas presiones. 

Se relaciona con la estabilidad atmosférica y la ausencia de precipitaciones. Una zona de baja presión es una zona donde el aire asciende o a la cual llegan vientos desde las altas presiones.

Estos vientos chocan entre sí y el más cálido se eleva, permitiendo en ocasiones (si es húmedo), la formación de nubes y de precipitaciones.

 Una zona de baja presión se asocia, entonces, con la inestabilidad atmosférica.  Que exista viento significa que las masas de aire se están desplazando.

 Como tienen temperatura, al despla­zarse pueden trasladar aire más frío a las zonas cálidas o aire más cálido a las zonas frías, permitiendo un menor desequi­librio de las temperaturas del planeta.

 Las masas de aire tam­bién tienen humedad, por lo que al desplazarse pueden trasladar vapor de agua, y con ello la posibilidad de precipitaciones a otros lugares. 

 Su velocidad se mide con el anemómetro y su dirección con la veleta. Según su duración, pueden diferenciarse tres tipos de vientos:

  • Permanentes, como los alisios, que soplan constantemente desde los trópicos al Ecuador.
  • Estacionales, como el monzón, que sopla en verano desde el océano Índico hacia el continente asiático y en invierno desde este hacia el mar.
  • Ocasionales, son vientos locales que soplan de forma variable.

 

La precipitación 

Es la caída del agua contenida en las nubes (en forma líquida o sólida) hacia la Cuando las gotas de agua de las nubes se unen entre sí o con cristales de hielo, aumentan su tamaño y su peso y son atraídas hacia la superficie por la fuerza de gravedad.

Las precipitaciones pueden ser líquidas como la lluvia, o sólidas como la nieve y el granizo. El mecanismo es el mismo, pero la diferencia es la temperatura al mo­mento de precipitar: si es superior a 0º C, la precipitación será líquida, si es menor a 0º C, será sólida.

Dependiendo de la causa que hace ele­varse a la masa de aire húmeda para formar nubes y luego precipitar, se distinguen tres tipos de lluvias: convectivas, frontales y orográficas.

Las precipitaciones se miden con el pluviómetro, que es un instrumento que registra la cantidad de agua caída durante un período de tiempo determinado.

 La cantidad de precipitación se expresa en milímetros (mm). Se representa en los mapas mediante isoyetas, líneas que unen puntos de la superficie terrestre que reciben igual cantidad de precipitaciones.

 

precipitación

Los factores que determinan el clima

Los factores que determinan el clima de un lugar son: su latitud y altitud, el relieve, las corrientes oceánicas y su cercanía a grandes masas de agua. 

Latitud. Es la distancia que existe entre cualquier punto de la Tierra y la línea del ecuador. Las temperaturas medias van disminuyendo en la medida en que aumenta la latitud. La latitud aumenta desde la línea del ecuador (latitud 0°) hacia los polos 

Altitud. Es la distancia vertical de un punto de la tierra respecto al nivel del mar. La temperatura y la presión disminuyen con la altitud. 

Relieve. Las montañas y cordilleras actúan como biombos (barreras) climáticos 

 

Pisos termicos

Corrientes oceánicas. Las corrientes oceánicas son frías o cálidas. 

Cercanía de grandes masas de agua. El mar y los grandes lagos actúan como reguladores térmicos, absorbiendo calor durante el día y liberándolo por la noche. 

La vegetación, pues si abunda disminuye el calor y se producen lluvias.

Existe una gran variedad de climas. Se diferencian por sus promedios anuales de temperatura, los montos de sus precipitaciones y la estación del año en que estas se presentan.

  • Cálidos: tienen temperaturas altas todo el año y abundantes precipitaciones.
  • Secos: en estos climas la evaporación es mayor que las precipitaciones, las cuales se caracterizan por ser escasas y, en general, hay gran amplitud térmica.
  • Templados: sus temperaturas medias anuales fluctúan entre 10º C y 20º C con una época cálida y una fría. El volumen de precipitaciones es variable de acuerdo al subtipo.
  • Fríos: tienen bajas temperaturas todo el año y precipitaciones entre moderadas y abundantes duran­te todo el año.
  • Polares: tienen temperaturas inferiores a 0º C durante gran parte del año y escasas precipitaciones

DESCARGAR PDF GRATIS

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: