TALLER EL SISTEMA FEUDAL

El sistema feudal

 
El Feudalismo constituyó un sistema socioeconómico, basado en vínculos personales de protección y lealtad que se desarrolló en el espacio rural de la Europa medieval.

Las características más evidentes del feudalismo fueron:

  • El establecimiento de fuertes vínculos que se manifestó en la relación señor-vasallo.
  • El dominio que un pequeño número de privilegiados ejerció sobre una mayoría principalmente campesina.
  • Un grupo guerrero, jerarquizado, que ocupó los peldaños superiores de la sociedad.
  • Ea descentralización del poder político y la fragmentación de la propiedad.
  • El predominio de una economía agraria, basada en la posesión de la tierra y el intercambio a través del trueque.

Los factores que incidieron en el surgimiento y desarrollo del feudalismo en Europa pueden ser variados, e incluso podemos plantear que las raíces del sistema feudal ya comienzan a notarse durante los tiempos del Imperio Romano.

A contar del siglo III, Roma comienza a vivir un periodo de crisis económica y política, caracterizado por la disminución del circulante, el desorden interno y las invasiones.
En el plano económico y social, se evidenció una concentración de la propiedad rural en pocas manos y el aumento del poder de los terratenientes en los últimos tiempos del Imperio.
Paralelamente, debido a la presión generada por las migraciones de los pueblos germanos en el limes, se les entregó a estos un permiso de foedus.
Que consistía en una suerte de autorización para vivir dentro de las fronteras del Imperio, a cambio de ayuda militar.
EL SISTEMA FEUDAL

Las propias invasiones, primero por parte de los hunos y los diversos pueblos germanos, y posteriormente por parte de los normandos (vikingos), magiares (húngaros) y musulmanes.

Estos se caracterizaban por el saqueo y la destrucción, provocaron el pánico entre la población que abandonó las ciudades y buscó refugio en las propiedades de los grandes terratenientes.

Como consecuencia de ello y otros factores, se produjo un dramático descenso del tamaño y cantidad de los centros urbanos y la casi desaparición del comercio monetario en Occidente.

Durante el Imperio Carolingio, Carlomagno organizó su imperio en forma tal que los nobles y los funcionarios del Imperio y de la Iglesia estaban unidos en una suerte de vínculo de vasallaje para con el Emperador.

Le recomendamos ver el video La Edad Media: ¿Qué es el Feudalismo? 

Junto con lo anterior, durante el paso de la guerra ofensiva (expansión) a la guerra defensiva (consolidación) del Imperio, se crearon las marcas,

Estos eran territorios fronterizos entregados a un margrave o marqués, quienes debían formar ejércitos locales financiados con los impuestos de los habitantes de las marcas.

 Este proceso tuvo dos consecuencias fundamentales para el desarrollo del feudalismo, por un lado, surgió una casta militar compuesta por caballeros.

Quienes se pusieron bajo el mando de los marqueses, en una relación de vasallaje a cambio del mando militar en las mesnadas o ejércitos señoriales (surge la caballería).

Paralelamente las tierras entregadas a marqueses, duques y condes se volvieron privadas y heredables y con el fin del Imperio Carolingio, pasaron a constituir verdaderos nichos de poder local, y en algunas ocasiones, independientes de la figura del rey o del Emperador.

Debido a esto, el poder político centralizado fue desapareciendo y esto dio origen a una fragmentación del poder, clave para el funcionamiento del sistema feudal.

 

LA SOCIEDAD FEUDAL

La sociedad feudal estaba compuesta por estamentos o grupos sociales cerrados, fuertemente jerarquizados, a los que sólo se accedía por nacimiento o, en el caso del clero, por ingreso. 

Los estamentos del sistema feudal eran la nobleza, el clero y los campesinos (y artesanos) la permanencia a un grupo social estaba determinada por los privilegios, deberes y derechos correspondientes a cada estamento.
Siguiendo al obispo Adalberón de Laón (998) la sociedad se dividía entre quienes “luchan” (nobleza), los que “oran” (clero) y los que “trabajan” (campesinado), constituyendo el orden natural del mundo ya que los servicios de cada uno permite los trabajos de los otros dos.

EL SISTEMA FEUDAL

En la parte superior de la pirámide social, como grupos privilegiados, estaban la nobleza (y realeza) y el clero (religiosos).

Cabe hacer notar que la posesión de tierras era otro elemento identificador en la sociedad feudal, ya que la nobleza podía dividirse en un alta y baja nobleza, dependiendo si se trataba de terratenientes o no.

Más abajo estaba la servidumbre, conformando un grupo no privilegiado, sujeto a fuertes obligaciones y que debía trabajar las tierras de los señores.

Además de los campesinos, se encontraban los artesanos y otros oficios rurales.

La Nobleza su función social era la defensa de la cristiandad, por lo que la habilidad militar era su principal característica.
La realeza, era la cúspide de la jerarquía feudal, aunque debilitada por la fragmentación del poder durante la época feudal (el rey era un primus inter pares, es decir, sólo un primero entre iguales)
De todas formas, a contar del siglo XI utiliza el derecho de suzeranía para recuperar algo de su poder.
EL SISTEMA FEUDAL
 
El Clero Su función social era la de establecer los vínculos entre Dios y los hombres. Prácticamente, además, monopolizaban la cultura El alto clero provenía de la nobleza y ocupaba los principales cargos eclesiásticos.
El bajo clero lo constituían los párrocos y cargos menores de la jerarquía eclesiástica.
Campesinado su función social era mantener al resto de la sociedad con su trabajo Era el estamento más numeroso y heterogéneo, constituido por quienes no gozaban de privilegios y debían trabajar para subsistir.
Entre ellos, los siervos de la gleba que trabajaban las tierras de los señores, los artesanos y otros oficios. Tenían gran cantidad de deberes y debían pagar impuestos.

DESCARGAR PDF GRATIS

2 comentarios en «TALLER EL SISTEMA FEUDAL»

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: