TALLER DIETA SALUDABLE

 

LA DIETA BALANCEADA


La pirámide de alimentos


La nueva pirámide de alimentos propuesta por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos indica cuáles son los alimentos y las cantidades necesarias que se deben consumir para tener una dieta adecuada. 


Los alimentos se organizan en seis franjas y se agrupan por tipo; además, la pirámide señala la frecuencia de consumo y la práctica de ejercicio físico.

Cada color de la pirámide representa un tipo de alimento que se debe consumir a diario; el ancho de la franja indica la cantidad.

 

Por ejemplo, los alimentos de la franja amarilla, que son las grasas, deben ingerirse en menor cantidad que las frutas y los vegetales, representados en las franjas roja y verde. 


El hombre de la escalera representa la importancia del ejercicio: se aconseja realizarlo durante 30 minutos diarios; además del consumo de agua durante el día. la piramide muestra el camino hacia una dieta saludable 


La dieta saludable


Una dieta es balanceada cuando provee al organismo la energía y los nutrientes para que la persona cumpla con sus actividades diarias, tenga buena salud y conserve un peso apropiado. 


La cantidad necesaria de nutrientes varía de una persona a otra y, depende de la edad y de la actividad física que se realice.


Si las porciones de alimento consumidas proporcionan más calorías que las necesarias, el cuerpo las transforma en grasa y las almacena, lo que ocasiona sobrepeso. 


Si por el contrario, la cantidad de alimento que se ingiere proporciona poca energía y calorías, el cuerpo toma los lípidos de reserva para obtener lo que necesita, con lo que se pierde peso.

Recomendaciones para una dieta saludable


Para conseguir una dieta saludable se recomienda:



  1. Consumir cada uno de los tipos de alimentos sin abusar de ellos.
  2. Incluir en cada comida alimentos con alto contenido de proteínas para el crecimiento y mantenimiento de los huesos y los músculos.
  3. Reducir el consumo de dulces, bebidas azucaradas y grasas de origen animal.
  4. Comer frutas y verduras, pues son ricas en agua, fibra, vitaminas y minerales.
  5. Moderar el consumo de alimentos fritos, ya que presentan un contenido calórico muy elevado y un valor nutritivo escaso.
  6. Tomar de uno a dos litros de agua al día.
  7. En caso de una dieta vegetariana, suplir el aporte de proteínas con legumbres.

<

p style=”text-align: justify;”>

La dieta y la edad


La dieta y la actividad física se modifican según la edad.


Los niños recién nacidos deben consumir leche materna hasta los seis meses de edad; este alimento les proporciona los nutrientes y la energía indispensable en los primeros meses de vida.


A partir de los seis meses se incluyen poco a poco diversos alimentos, hasta que se incorporen todos los grupos.


Los niños y los jóvenes tienen mayores requerimientos nutricionales que las personas adultas, pues ejercen mucha actividad física y necesitan nutrientes adicionales que su organismo utilizará para crecer y desarrollarse.


Una dieta equilibrada en la infancia y la adolescencia acompañada de actividad física constante, promueve el desarrollo adecuado del cuerpo.


En la edad adulta y en la madurez, la dieta se debe modificar e incluir menos cantidad de grasas y carbohidratos.


En cada etapa de la vida el agua debe estar presente en cantidades adecuadas

DESCARGAR PDF GRATIS

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: