Pautas para diseñar situaciones de aprendizaje

PAUTAS PARA DISEÑAR SITUACIONES DE APRENDIZAJE

Que es una Situación de Aprendizaje

Con el fin de organizar la actividad didáctica, la programación se concretará a su vez en diferentes unidades de programación que se corresponderán con Situaciones de Aprendizaje.

Una Situación de Aprendizaje es el diseño de experiencias de aprendizaje competenciales que tienen como referencia uno o varios criterios de evaluación.

En ellos se nos indicarán qué aprendizajes debe conseguir el alumnado y su vinculación con las competencias que dichos aprendizajes contribuyen a desarrollar.

La finalidad de las Situaciones de Aprendizaje es que los equipos docentes consigan un diseño que conduzca al alumnado hacia el trabajo de competencias, al mismo tiempo que haga reflexionar a los equipos docentes sobre el propio proceso de diseño, la posterior implementación en el aula y la evaluación.

En la Situación de Aprendizaje se detalla qué tiene que hacer el alumnado, qué va a aprender, para qué y cómo.

Requisitos de una Situación de Aprendizaje

La secuencia de actividades de una Situación de Aprendizaje debe cumplir una serie de requisitos para que sea realmente competencial:

  • En las actividades iniciales se debe apuntar a problemas y situaciones significativas relacionadas con el planteamiento propuesto y los aprendizajes previstos, que despierten la curiosidad, el interés y la motivación en el alumnado y lo conecten con sus conocimientos previos.
  • La secuencia de actividades se ajustará a las operaciones cognitivas que proponen las rúbricas del estudio seleccionado o de los estudios si hablamos de Situaciones de aprendizaje multiestudio que tendrán más de una rúbrica de referencia. Las rúbricas contemplan una gradación idónea de la complejidad de los procesos que permite que la motivación y el aprendizaje sea continuo.
  • Las actividades serán variadas (de motivación; de indagación; de organización y planificación; de trabajo en equipo; de autonomía; de comunicación; de intercambio; de consolidación; etc.).
  • Se observará la coherencia interna de cada actividad descrita y de la secuencia global dentro de todas ellas, tal que, al terminar de leerla logremos una narración coherente del proceso que se espera que desarrolle el alumnado.
  • La descripción de las actividades debe ser suficientemente detallada como para que puedan ser comprendidas por terceras personas sin necesidad de ser explicadas.
  • Durante la secuencia se tendrá en cuenta la evaluación formativa del alumnado que le guiará en el proceso de aprendizaje valorando los avances y mejorando las dificultades.
  •  Deberá permitir la atención a la diversidad a través de la ayuda “diferenciada” más que de la “tarea diferenciada” mediante diferentes recursos, facilitando que el alumnado que requiere adaptaciones pueda integrarse en el trabajo de equipo.

Metodología de una Situación de Aprendizaje

La Situación de Aprendizaje debe ser fundamentada metodológicamente inspirándose en los criterios de evaluación y su correspondiente rúbrica de las distintas áreas o materias que la implementarán.

Esta fundamentación metodologica debe prever que el alumnado haga aprendizajes por sí mismo/a fomentando metacogniciones: qué, cómo, con qué, para qué aprender.

Los productos o instrumentos de evaluación de una Situación de Aprendizaje deben ser pertinentes con los aprendizajes previstos en la fundamentación curricular (criterios de evaluación de áreas o materias)

Asimismo,  deben responder a prácticas sociales, en las que se activen operaciones mentales, a través de contenidos, recursos, contextos, finalidades, valores, etc.

Pautas para diseñar situaciones de aprendizaje
Pautas para diseñar situaciones de aprendizaje

Aspectos a tener en cuenta en la evaluación de una Situación de Aprendizaje

En último lugar con respecto a la evaluación hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Los momentos de la evaluación deben ser elegidos concienzudamente teniendo siempre en cuenta que el alumnado haya tenido tiempo de hacer suyos los aprendizajes que pretendemos. No podemos evaluar en momentos iniciales o intermedios en el proceso porque los resultados serían parciales y poco fiables.
  • La evaluación es completa si participan distintos agentes, por lo que no solo debemos realizar la heteroevaluación sino también la autoevaluación y la coevaluación.
  • Sería ideal que la evaluación se realice en distintos contextos de aprendizaje en los que el alumnado pueda comprobar que lo aprendido le ayuda y sirve para ser capaz de resolver y enfrentarse a realidades que le van a rodear en su trayectoria vital.
  • Todas las áreas o materias contienen entre diez y doce criterios de evaluación y entre seis y once para los ámbitos en la concreción curricular adaptada. Estos deben ser debidamente temporalizados a lo largo del curso escolar.
  • Los aprendizajes reflejados en los instrumentos de evaluación tomarán como referencia las rúbricas o matrices de calificación que describen el resultado de la evaluación de los aprendizajes establecidos en los criterios de evaluación de las áreas o materias y que constituyen por lo tanto una referencia común para garantizar la evaluación objetiva de todo el alumnado.
  • La evaluación de cada una de las competencias del alumnado tomará como referencia las orientaciones para la descripción del grado de desarrollo y adquisición de las competencias.
Formato para diseñar una situación de aprendizaje
Formato para diseñar una situación de aprendizaje

Consideraciones finales

Los resultados del proceso de aprendizaje del alumnado deben tomarse como referentes para valorar los procesos de enseñanza y la propia práctica docente

De esta forma se debe valorar el ajuste entre el diseño y el desarrollo de la propuesta didáctica y aplicar medidas de apoyo educativo individuales o grupales, para favorecer la inclusión.

Estos elementos pueden favorecer el rediseño de nuestras Situaciones de Aprendizaje.

Referencias bibliográficas

Álvarez Méndez, J.M. (2007). Evaluar para conocer, examinar para excluir. Madrid: Morata.

Departamento de Ediciones Educativas de Santillana S. A (2009) Planificación y ciclo de aprendizaje, Grupo Santillana S.A. Quito, Ecuador

Farfán, R. M., & Romero Fonseca, F. W. (2016). El diseño de situaciones de aprendizaje como elemento para el enriquecimiento de la profesionalización docente. Perfiles Educativos, XXXVIII( ), 116-139.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: